Noticias

Argentina – La película de Artemides Zatti ahora en otros idiomas

Leer más

Italia – Conferencia Internacional "François de Sales, mémoire et patrimoine (1622-2022)"

Leer más

Filipinas – La Familia Salesiana FIS cultiva la sinodalidad en una misión conjunta en la isla de Olango

Leer más

Ecuador – “Que bien me la he pasado junto a los 22 chicos”: Pilar y Rosa


20 agosto 2018 22:00 | Por admin
Ecuador – “Que bien me la he pasado junto a los 22 chicos”: Pilar y Rosa

(ANS – Ambato) –  Hace poco más de un mes, Pilar Muñoz (35) y Rosa Morago (32) llegaron a Ecuador, procedentes de España, para cumplir uno de sus grandes sueños: ser voluntarias fuera de su país y trabajar con grupos en situación de vulnerabilidad de la sociedad. Y ese objetivo se plasmó en la Granja Don Bosco de la ciudad de Ambato, obra que forma parte del Proyecto Salesiano «Chicos de la Calle».

Ellas recibieron la formación para el voluntariado internacional que lleva adelante la ONG salesiana «Jóvenes y Desarrollo» en su país natal y fueron designadas a realizar esta labor en el Ecuador junto a chicos en situación de riesgo y trabajo infantil.

Al conversar con Pilar y Rosa, las dos concuerdan que valió la pena la decisión tomada. “Aprecias su sencillez y la capacidad que tienen ellos para ser felices con muy poco, con lo necesario. Juegan con lo que tienen, y no se quejan ni aunque tengan 40º de fiebre; al final dices: que bien me la he pasado junto a los 22 chicos», menciona Pilar.

Para Rosa, este tiempo le enseñó a valorar cada momento de la vida, disfrutar al máximo con la gente que tienes a tu alrededor y no perder el tiempo en cosas banales que forman parte de la rutina diaria. Sonríe y se emociona al recordar todo el cariño que recibió y que nunca se sintió una extraña.

Uno de los retos que asumieron fue adaptarse a la realidad de ellos. Se despertaban muy temprano, ayudaban en el aseo, colaboraban en el lavado de la ropa y disfrutaban de sus juegos, de la formación humana, como lo quería Don Bosco.

Al preguntarles, ¿cuál fue su aporte a la vida de los niños y jóvenes? No dudan en responder que entregaron amor, cariño y compañía, capacidad de escucha en situaciones de tristeza, pues viven alejados de sus familias por diferentes circunstancias.

Ellas hacen una invitación a los jóvenes que tengan interés por un voluntariado para “que se lancen porque la experiencia no les va a decepcionar. Siempre te vas a llevar algo bueno, conocer realidades diferentes te abre la mente y hace que mires la vida de otra manera».

Pilar y Rosa regresaron a España con la meta de motivar, a partir de su testimonio, para que más personas se involucren en el voluntariado.