Noticias

India - "Sean constructores de paz": una invitación a cuidar la Creación

Leer más

Argentina – Formosa: se inauguró el nuevo centro de Capacitación Laboral

Leer más

Italia - Una conferencia para presentar la Red Humanitaria que ha acogido a 70 refugiados afganos

Leer más

España – “Tengo necesidad de ustedes, que sean muchos, y que sean hombres de gran virtud”: Los Salesianos Coadjutores


23 enero 2019 23:00 | Por admin
España – “Tengo necesidad de ustedes, que sean muchos, y que sean hombres de gran virtud”: Los Salesianos Coadjutores

(ANS – Barcelona) – En tiempos de Don Bosco, fundador de la Congregación Salesiana, eran muchas las personas que ayudaban al sacerdote italiano en su tarea. Personas que iban y venían o incluso su propia madre, Mamá Margarita, quien echaba una mano allí donde hiciera falta. En aquella época el hábito religioso era indispensable para todo religioso, fuera sacerdote o laico. Don Bosco se atrevió a integrar a su incipiente Congregación Salesiana en mangas de camisa, sin hábito ni signos externos. Nacía así la figura del salesiano coadjutor, un laico consagrado con votos religiosos y dedicado por igual a la misión salesiana, eso sí, sin ser sacerdote.

Del 17 al 21 de enero la obra salesiana de Martí Codolar en Barcelona acogió el Seminario Europeo dedicado a profundizar la figura del Salesiano Coadjutor. Participaron treinta y ocho Salesianos Coadjutores de las dos regiones salesianas de Europa han trabajado aspectos como la identidad, la misión, la formación o el perfil propio, acompañados por el P. Pascual Chávez.

El P. Chávez afirma que Don Bosco expresó la figura del Salesiano Coadjutor con tres solicitudes: “Tengo necesidad de ustedes, que sean muchos, y que sean hombres de gran virtud”. El fundador tenía claro que el sacerdote había muchas cosas que no las podía hacer, “y no las tenía que hacer”, remarca el P. Pascual. A menudo sucede que el sacerdote se ve haciendo cosas que le quitan tiempo del que es importante en el ministerio sacerdotal. Aunque el Sacerdote Salesiano, por vocación, es un educador, “es inevitable que lo encuentres en medio de los chicos”.

La diferencia, pues, entre el salesiano sacerdote y el salesiano coadjutor es que este último vive esta misión “desde la perspectiva laical”. Es un consagrado que profesa los tres votos, de obediencia, pobreza y castidad, pero sin llegar a ser sacerdote.

Esta fue la opción personal de Jesús Julián García o Pep Alamán, dos salesianos coadjutores presentes en el Seminario Europeo. Para Jesús la diferencia, tal vez, es que ellos “llevan Cristo a la gente y no esperan a que la gente se acerque a la iglesia para hacerlo”, aunque, como afirma Pep, “el carisma es el mismo para todos, el encuentro con el Cristo viviente se da con los jóvenes, y los más necesitados”.