Noticias

India - "Sean constructores de paz": una invitación a cuidar la Creación

Leer más

Argentina – Formosa: se inauguró el nuevo centro de Capacitación Laboral

Leer más

Italia - Una conferencia para presentar la Red Humanitaria que ha acogido a 70 refugiados afganos

Leer más

Indonesia - "Los terroristas quieren asustarnos, debemos mantener la calma y orar para que Dios convierta sus corazones"


14 mayo 2018 22:00 | Por admin

(ANS – Surabaya) – “Es traumático saber que una familia entera han sido los que atentaron en este último terrible acontecimiento. Nos hemos preguntado ¿Qué es lo que estamos poniendo en las mentes de los niños? ¿Se está educando para ser extremistas?”. Esta es la pregunta amarga que se hacen los obispos de Indonesia después que sucediese este atentado el domingo 13 de mayo en Surabaya. Esta es la preocupación del Secretario Ejecutivo de la Conferencia Episcopal el P. Siprianus Hormat.

Poco antes de las misas dominicales, tres iglesias fueron golpeadas por los terroristas: una católica, una pentecostal y una anglicana. Y otro ataque golpeó una estación de policía en Surabaya el día 14 de mayo. El presupuesto total de dos días de violencia es de 25 muertos (de los cuales son 13 los que atentaron y murieron en el acto) y más de 50 heridos.

Entre las víctimas, se encuentra Aloysius Bayu, católico. “Murió al bloquear la entrada de los dos suicidas, caso contrario la explosión habría causado un mayor número de víctimas”, dijo el Párroco P. Alexius Kurdo Irianto.

Debido al peligro de nuevos ataques, las iglesias han pedido a sus fieles que tengan cuidado si durante las funciones ven a personas que normalmente no asisten a las parroquias. Además, varias iglesias tienen la intención de equiparse con cámaras de seguridad. “Nuestros fieles tienen miedo, pero los párrocos invitan a la calma. Los terroristas quieren asustarnos, pero hay que mantener la calma y orar a Dios para convertir sus corazones”, expresó Monseñor Robertus Rubiyatmoko, Arzobispo de Semarang, cuya provincia eclesiástica incluye la diócesis de Surabaya.

El único resultado positivo de esta situación es la solidaridad demostrada por la comunidad islámica local y la mejora de las relaciones interreligiosas. “Junto al arzobispado, los cristianos, los musulmanes, los hindúes y los budistas se reunieron para orar juntos”.

También el Papa Francisco el domingo, después de rezar la oración Regina Coeli, expresó su pesar por el incidente y la solidaridad con el pueblo de Indonesia. “Estoy particularmente cercano a la querida población de Indonesia, en especial a las comunidades cristianas de la ciudad de Surabaya que han sido afectadas por el ataque severo en los lugares de culto. Elevo mi oración por todas las víctimas y sus familiares. Invocamos juntos, al Dios de la paz, para detener las acciones violentas, y para que en sus corazón no alberguen sentimientos de odio y violencia, sino de reconciliación y fraternidad”.

En la ciudad de Surabaya, los salesianos trabajan desde el año 2009, animando una parroquia, una escuela parroquial y un oratorio.