Noticias

India - "Sean constructores de paz": una invitación a cuidar la Creación

Leer más

Argentina – Formosa: se inauguró el nuevo centro de Capacitación Laboral

Leer más

Italia - Una conferencia para presentar la Red Humanitaria que ha acogido a 70 refugiados afganos

Leer más

Italia – Los menores extranjeros: ¡ante todo son adolescentes! Debemos cuidarlos y orientarlos


22 julio 2018 22:00 | Por admin
Italia – Los menores extranjeros: ¡ante todo son adolescentes! Debemos cuidarlos y orientarlos

(ANS – Roma) – Detrás de cada uno de los millones de refugiados y solicitantes de asilo, obligados a huir de sus países debido a las guerras y a la violencia, hay una historia que escuchar, hecha de sufrimiento pero también de esperanza para reconstruir su futuro. Entre ellos, muchos menores no acompañados como es el caso de “M” (nombre para identificarlo) llegaron a la Casa Familia de Borgo Ragazzi Don Bosco hace más de tres años.

“M” es originario de Mali. Cuando fue aceptado en la Casa Familia, no hablaba nada de italiano y tenía miedo de todo. Lentamente comenzó a confiar en los educadores, a jugar fútbol, ​​a salir con los otros muchachos, incluso italianos, y en particular con un niño ruandés, también de la “Casa Familia, sordo por una meningitis.

En un momento en que su italiano se hizo más comprensible y fluido, “M” comenzó a establecer numerosas amistades con voluntarios y voluntarias de la Casa Familia. Actualmente tiene amistades con dos familias que lo han involucrado en sus actividades.

Con fatiga realizó los estudios en la escuela secundaria y completó la experiencia laboral, pero su meta, o al menos la que se le ha confiado a la familia de origen, era ir, una vez adulto, a España donde un primo, porque le había que ganan más; según sus padres. La idea de sus padres era que “M” debería haber construido en la aldea que había dejado una casa para él y toda la familia en Malí.

A los 18 años, los educadores de la Casa Familia lo han dirigido y lo han acompañado hacia una estructura adulta que ha aceptado darle la bienvenida solo para continuar el proyecto iniciado. Pero “M” a pesar de que sus familias de referencia lo habían advertido de todos los peligros y las oportunidades que estaba dejando atrás, se fue a España donde, como era de esperar, no encontró nada de lo que esperaba. Le quitaron dinero y le sustrajeron los documentos y lo enviaron a trabajar. Empezó a enviar mensajes desesperados a la Casa Familia que lo había hospedado cuando era un adolescente. Tan pronto como le fue posible, se compró un boleto de avión de regreso a Roma.

Una vez en Roma, “M” entendió el error. Con la ayuda de otra familia encontró un trabajo en una obra en la que se esforzó al máximo para obtener ya dos aumentos salariales. Comenzó a enviar dinero a su familia para construir la casa. “M” continúa pasando su tiempo libre en el Borgo Ragazzi Don Bosco y los otros muchachos lo miran como un ejemplo.

Fuente: Borgo Ragazzi Don Bosco