Noticias

India - El padre Gildasio Mendes visita la tumba de Madre Teresa y se reúne con la nueva Superiora General

Leer más

India – Inicia la Visita Extraordinaria del Consejero para la Región Asia Sur a la Inspectoría INB

Leer más

RMG – El Tiempo de la Creación está a punto de comenzar: del 1 de septiembre al 4 de octubre un tiempo especial para cuidar la Creación

Leer más

Italia – Los obispos de Venezuela se sienten muy cercanos a la población, para sostener la esperanza


24 septiembre 2018 22:00 | Por admin
Italia – Los obispos de Venezuela se sienten muy cercanos a la población, para sostener la esperanza

(ANS – Turín) – Ofrecer un testimonio de la dramática la situación que vive Venezuela: este fue el significado de la rueda de prensa titulada “Re(n)volución Venezuela, del sueño bolivariano a la pesadilla de la crisis”, organizada por “Missioni Don Bosco” el 19 de septiembre en Turín-Valdocco.

La crisis humanitaria en Venezuela “no es el resultado de la suerte o del destino adverso”. Más bien, es el resultado de elecciones políticas equivocadas y un mal uso de los recursos naturales. Esta fue una afirmación contundente durante la conferencia de prensa.

Durante la rueda de prensa trataron temas estrictamente de índole pastoral e intervinieron los salesianos Mons. Jonny Eduardo Reyes, Vicario Apostólico de Puerto Ayacucho, y Mons. Pablo González, Obispo de Guasdualito. Los dos obispos informaron de aquello que ven y de las iniciativas de solidaridad que han emprendido en sus comunidades. Son proyectos dirigidos a un alivio inmediato a los que piden ayuda alimentaria. Se han creado las llamadas “ollas solidarias”, las ollas de fraternidad, con el que las parroquias una vez a la semana pueden ofrecer una comida. Se han implementado una oficina de “información” para aquellos que inician el proceso de migración del país que en la actualidad son un promedio de 3 millones de venezolanos que huyeron a otros países.

Del testimonio de los prelados surgió la imagen de una vida cotidiana que en Venezuela se vive con muchas privaciones. Con la excepción de un 15% que goza de privilegios económicos y políticos, los venezolanos tienen que lidiar con la pobreza y hacer mil cosas para pasar la jornada en busca de trabajo, de alimento, etc.

La devaluación de la moneda y la inflación hacen que dinero, el “bolívar”, pierda valor, con el resultado de que en las tiendas no queda nada para comprar. Los pocos productos alimenticios que los agricultores pueden producir se van al mercado colombiano. Lo mismo ocurre con la gasolina a pesar de la riqueza de los pozos petroleros venezolanos. Los efectos son similares a los de una guerra.

Los dos prelados han optado por permanecer en Venezuela junto con su gente y deploró la manipulación de los medios que distorsiona completamente la realidad para no admitir el fracaso de las opciones ideológicas que han arrastrado al país al abismo profundo.

Mayor información en: www.missionidonobosco.org