Noticias

Polonia – Los salesianos honran al Beato Augusto Czartoryski, SDB

Leer más

India – Concluye el encuentro conjunto sobre la “Propuesta salesiana de Formación en el mundo digital”

Leer más

Brasil – La Juventud Salesiana, discípula y misionera, está viva y activa entre el pueblo de Dios

Leer más

Países Bajos – La vida misionera como Gracia y Voluntad de Dios


02 abril 2018 22:00 | Por admin
Países Bajos – La vida misionera como Gracia y Voluntad de Dios

(ANS – Amsterdam) – “Quiero compartir tres respuestas o motivaciones que se me han hecho en los meses pasados en la provincia de Bélgica Norte: Gracia de Dios – Visión de fe – Oración”. Así habla Cirilo de Deus, timorense, misionero Salesiano en Amsterdam.

Es la gracia y la voluntad de Dios: Nada es imposible para Dios. La historia de Jonás en la Biblia me hace pensar en mi vida. Dios mandó a Jonás a Nínive para “facilitar” el arrepentimiento de los pecadores, pero al inicio intentó huir de su vocación- misión. Rehusó cooperar con Dios. Es de notar que Jonás no logró llevar a cabo su plan. Finalmente Dios consigue hacer que colabore e incluso “ampliar” su visión. Considero mi vida misionera la gracia y la voluntad de Dios por causa de los desafíos que se me presentan cada día: la barrera lingüística, el choque cultural, el frío, el tenor de vida, el modo de vivir la fe. Todas estas dificultades de la vida producen un impacto sobre mi vida misionera. A veces quisiera hacer las cosas a mi manera y según mi capricho. Sin embargo, he aprendido que hasta este momento Dios me ha hecho humilde y dispuesto a seguirlo por donde él me quiera llevar. Él hace todo por mí como lo hizo con Jonás.

La visión de la fe: ¿Cómo ser humano en este mundo secularizado? Es difícil aceptar cualquier cosa más allá de las explicaciones y las pruebas que proporciona la ciencia. ¿Cómo encontrar a Dios en un mundo tan fuertemente influenciado por la dictadura científica? No creo en el dualismo entre ciencia y fe. Afirmo que Dios interviene en nuestra vida. Si miro un poco y reflexiono sobre lo que he vivido, veo que he tenido el cuidado y la protección de Dios. No me ha dejado solo en tiempo de dificultad. Ha estado conmigo en toda circunstancia, como había prometido: “estoy siempre contigo, hasta el fin de los tiempos” (Mt 28,20).

Oración: Me siento sin fuerzas para controlar el mundo y para controlarme a mí mismo en situaciones difíciles. Necesito de alguien que me entienda profundamente. Ese es Dios. Le he llevado todo lo que he sentido, vivido y expresado a través de mi oración diaria. Ésta es una confianza que he reconstruido dentro de mí mismo desde mi primer sueño de ser misionero cuando apenas era novicio. Hasta este momento, gracias a Dios, mantengo este contacto con el Señor a través de la oración diaria, sea comunitaria o personal, como el rosario, dando gracias al Señor antes de dormir y al despertarme, etc. Este es el punto fuerte de mi vida que hago regularmente tratando de cumplirlo fiel y devotamente. Siento que el Señor ha escuchado mis gritos.

Son estas las tres razones que me confortan y me hacen feliz y optimista como misionero: soy feliz en mi cargo aquí en Amsterdam, con cuatro hermanos de nuestra provincia, Bélgica Norte y Países Bajos. Somos una comunidad multicultural de belgas, indonesios, indios y timorenses. Nuestra misión comunitaria tiene confiadas cuatro parroquias, cinco iglesias a siete kilómetros de distancia de nuestra comunidad. Hemos comenzado últimamente nuevas actividades pastorales para los jóvenes, como una especie de lectio divina y un encuentro de oración a estilo de Taizé. Esperamos que por la intercesión de nuestra Madre todo vaya mejor el próximo año dé más frutos para el Reino de Dios.