Noticias

India - "Sean constructores de paz": una invitación a cuidar la Creación

Leer más

Argentina – Formosa: se inauguró el nuevo centro de Capacitación Laboral

Leer más

Italia - Una conferencia para presentar la Red Humanitaria que ha acogido a 70 refugiados afganos

Leer más

Panamá – “La santidad se contagia”: Rector Mayor en la fiesta de preparación en la Basílica de Don Bosco


30 enero 2019 23:00 | Por admin
Panamá – “La santidad se contagia”: Rector Mayor en la fiesta de preparación en la Basílica de Don Bosco

(ANS – Ciudad de Panamá) – En la celebración Eucarística del miércoles 30 de enero, en preparación a la fiesta de Don Bosco, el Rector Mayor Don Ángel Fernández Artime, subrayó que “el camino de la vida cristiana no se recorre en solitario, sino en comunidad”.

El Rector Mayor inicio la celebración agradeciendo la presencia de los fieles, los salesianos, la Familia Salesiana, y sobre todo la presencia de los sacerdotes diocesanos y del Mons. Luis Antonio Secco, Obispo de Curazao en el Caribe. Mons. Secco fue invitado por el Rector Mayor a ofrecer un saludo al inicio de la Santa Misa y en sus breves palabras, manifestó que es italiano, que conoce la fiesta de Don Bosco en Turín, y “me han dicho – comentó – que acá en Panamá la fiesta de nuestro Padre es muy grande, por ello he deseado estar presente en este magnífico día”.

El P. Á. F. Artime, durante la homilía agradeció la oportunidad de estar en Panamá. “Gracias al Señor por estar celebrando esta fiesta con un corazón de Don Bosco, suscitado por el Espíritu. El tema de este día nos invita a hacer un camino de santidad misionera en la vida cotidiano… Hoy quiero colocar como punto de partida de esta santidad a la Venerable Mamá Margarita, madre de Don Bosco… A sus años mamá Margarita ya estaba en tiempo de descanso. Llega Don Bosco y le dice: mamá vengo a pedirle un sacrificio, y necesito que vengas conmigo a cuidar de mis muchachos… ¡Pienso en lo que supuso para esta mujer dejar todo!: ir a Valdocco, y cuidar a cientos de muchachos y ser madre nuevamente, pero de cientos de muchachos… la vida de Mama Margarita es un testimonio de santidad anónima, silenciosa”.

Para reforzar esta visión comunitaria de la santidad, el Rector Mayor recordó la escuela de santidad que formó Don Bosco con un grupo de muchachos en un espacio físico bastante estrecho. Allí se formaron santos de la talla de Domingo Savio, Miguel Rúa, Luis Versiglia, Calixto Caravario, Luis Variara, Andrés Beltrami.

¿Cuál era el secreto de Don Bosco para estimular el ansia de santidad en esos muchachos sencillos? Ante todo, la convivencia con dos grandes santos: el mismo Don Bosco y su mamá Margarita.

¿Qué propuesta ascética les ofrecía para despertar en ellos el anhelo de la santidad? Nada de extraordinario. Sí la canalización de esas energías juveniles en el estudio, el deporte, la alegría, el clima de familia. Y por supuesto, la oración. Una oración juvenil festiva.

Don Bosco miraba a esos muchachos con los ojos de Dios. Creía en sus potencialidades. Los estimulaba a dar lo mejor de sí. Los convencía de que Dios tenía un sueño para cada uno de ellos. Que no tuvieran miedo de lo que Dios les pedía, pues era el camino de su propia felicidad.