Noticias

RMG – El "diario" de la canonización de Artémides Zatti

Leer más

RMG – Las otras propuestas para los afiches del Aguinaldo 2023: imágenes y sugerencias que vale la pena compartir

Leer más

Filipinas – El Ecónomo General visita la Casa de Formación Específica destinada a los Coadjutores Salesianos

Leer más

RMG – “Que los pueblos sean evangelizados, que descubran el amor de Dios en sus corazones”: Mons. Cleofás


14 junio 2018 22:00 | Por admin
RMG – “Que los pueblos sean evangelizados, que descubran el amor de Dios en sus corazones”: Mons. Cleofás

(ANS – Roma) – En una primera carta a la Familia Salesiana, a los amigos y a los Salesianos, el recién nombrado Mons. Salvador Cleofás Murguía Villalobos, SDB, no solo anuncia la alegría de su nueva misión en medio del pueblo de Dios, sino que anuncia la alegría de servir a los pobres y a la gente necesitada de la Región de los Mixes.

Queridos hermanos miembros de la Familia Salesiana, queridos amigos, queridos salesianos: Les hago llegar un saludo y mi gratitud a Dios, en primer lugar, por el regalo de haberme llamado para el servicio en esta nueva misión como obispo consagrado para el servicio de la gente de nuestra región en la zona mixepolitana —Oaxaca y Veracruz.

Quiero invitarles a que demos gracias a Dios porque ha sido grande con nosotros. Las cosas que hace Dios siempre son para bien de su pueblo, para que éste tenga siempre su Palabra a la mano y se encuentre con el Dios que le quiere, que le ayuda a crecer y a estar siempre dispuesto a llevar adelante lo que Él le está pidiendo. Me llena de mucha satisfacción decirles que el llamado que el Señor me hace es a una zona donde hay mucha gente necesitada y empobrecida. Por eso, desde ya pongo todo mi ser y toda mi persona, como siempre lo he hecho como salesiano y como sacerdote, al servicio de la misión que el Señor me confía como obispo, como pastor de las almas.

Esto es motivo para agradecer al Señor y también a todos ustedes por el regalo que representa ser una persona que sirve a la Iglesia, al pueblo de Dios. Doy las gracias a todos por sus oraciones, por su cariño y quiero encomendarme a ustedes para que día con día sigan rezando por el pueblo mixe, para que sigan descubriendo la presencia de Dios en medio de ellos por la acción del pastor, que los guía por caminos llenos del amor de Dios.

Les ruego que pidan al Señor que nos ayude a llevar adelante lo que Él quiere: que estos pueblos sean evangelizados, que descubran el amor de Dios en sus corazones, que encuentren en la Palabra, en lo sacramentos y en la unidad de sus pueblos la fraternidad y, sobre todo, que sientan el cariño de todos nosotros y el amor de un Dios que se hace presente en medio de ellos, salvándoles.

Agradezcamos a Dios y ofrezcamos nuestras oraciones por todas estas personas de la región mixe, especialmente por aquellos más enfermos, por quienes sufren, para que el Señor les dé el consuelo, la fortaleza y la esperanza.

Yo les tengo presentes en mis oraciones y les pido que me encomienden en las suyas, para ser un testimonio vivo de ese amor a Dios para todos ellos y, sobre todo, que me ayude a congregarlos a todos ellos en la unidad y descubran en cada uno de nosotros al Dios que les ama.

Gracias y estamos en comunicación. Estoy a su servicio para hacer la voluntad de Dios.