Noticias

India – Inicia la Visita Extraordinaria del Consejero para la Región Asia Sur a la Inspectoría INB

Leer más

Australia – Salvando a los jóvenes uno por uno: más de 30 años del servicio "Youth Off The Streets"

Leer más

México – Diálogo con autoridades con fruto para las comunidades más necesitadas

Leer más

Uganda – Palabek: los refugiados solo aspiran a regresar a sus países cuando retorne la paz


30 agosto 2018 22:00 | Por admin
Uganda – Palabek: los refugiados solo aspiran a regresar a sus países cuando retorne la paz

(ANS – Palabek) – El campamento de refugiados de Palabek en el norte de Uganda se encuentra a 45 kilómetros de la frontera con Sudán del Sur, de la región de Ancur. El gobierno de Uganda ha construido un asentamiento de 400 kilómetros cuadrados donde los refugiados reciben alimentos y se les ayuda a construir sus hogares y un huerto para su sustento.

En el campo, dividido en áreas y sectores, viven cerca de 60,000 refugiados sudaneses del sur, que también participan en algunos trabajos como la plantación de árboles para combatir la deforestación.

Los salesianos viven y comparten con los refugiados. “Todos te dan la bienvenida y te agradecen. Uno escucha historias muy duras y muy difíciles. Uganda es un país muy generoso con los refugiados pues tienen derecho a la libre circulación, a la educación y a la salud de manera gratuita, el derecho a trabajar en el país… Entre los refugiados hay ingenieros, doctores, maestros, abogados, pero todos ellos son simples refugiados que aspiran a regresar a su país cuando vuelva la paz a Sudán del Sur”, escribe Alberto, que pertenece a la Procura Misionera Salesiana de España.

Cuando llegan al asentamiento, los nuevos refugiados pasan unos días en carpas en las que son examinados clínicamente y se estudian caso por caso para descubrir dónde darles la bienvenida, evitando siempre mezclar a los grupos étnicos rivales.

“Si vienen sin familia, intentan ubicarlos en las aldeas de sus tribus o donde se encuentran sus conocidos de la población, Muchos de ellos vienen con problemas psicológicos”, explica un misionero.

“Muchos dicen que la comida no es suficiente”, explica un misionero salesiano hindú, el P. Azar Arasu, uno de los responsables del Centro Don Bosco, que ha construido aquí tres jardines de infancia donde los niños aprenden inglés y actualmente se está construyendo una escuela técnica. “Esto puede significar un futuro para los adolescentes porque aquí después de las escuelas secundarias no hay oportunidades”. “El campo ciertamente se mantendrá por otros diez años, muchos quieren regresar, pero otros saben que no les queda nada y prefieren quedarse en el campo de fugiados”.

 

{gallery}UgandaCampo{/gallery}