Noticias

Asia Este-Oceanía – Desarrollar una Política Inspectorial para las redes sociales

Leer más

Mongolia – Ayudar a los necesitados es misión y testimonio cotidiano de los Hijos de Don Bosco

Leer más

RMG – El Sistema Preventivo, base de la educación salesiana, cumple 181 años: “No con golpes, sino con amor”

Leer más

Venezuela – “¡Apoyen a los sacerdotes, acompañen al pueblo que sufre!”: Mons. Biord Castillo


21 marzo 2018 23:00 | Por admin
Venezuela – “¡Apoyen a los sacerdotes, acompañen al pueblo que sufre!”: Mons. Biord Castillo

(ANS – La Guaira) – “Nuestro primer deber es acompañar al pueblo que sufren, no podemos abandonarlos. Hay que apoyar a los sacerdotes en su servicio pastoral”.  Mons. Raúl Biord Castillo, salesiano de 55 años de edad, de 5 años de obispo de La Guaira, no oculta las dificultades que todo el país y con ella la Iglesia de Venezuela, está viviendo en este momento de crisis política, social y económica. Y por esto tiene el coraje de pedir ayuda.

En la Diócesis de La Guaira, en el norte del país, la crisis generalizada ha agravado la situación de muchas familias. Muchos niños y ancianos han sido abandonados a su suerte, muchos adultos están en un estado de desesperación, y el resultado de esta situación es la violencia, la drogadicción y el crimen.

«Aquí en Venezuela, (…) donde el hambre y la pobreza cobra muchas víctimas inocentes, la iglesia es quizás la única institución que sigue siendo creíble por su presencia entre la gente. En las parroquias nos esforzamos por ofrecer a miles de venezolanos, ‘un plato de sopa de solidaridad’ o algo más”, escribió Mons. Biord Castillo en una carta a la Fundación Pontificia «Ayuda a la Iglesia necesitada» (ACN, en Inglés).

De hecho, los sacerdotes, junto con muchos religiosos y voluntarios de la Iglesia Católica, ofrecen algo para comer, cuidan de los ancianos y de los huérfanos, distribuyen ropa a los pobres, sirven a los enfermos y necesitados … y siguen proclamando la Buena Nueva a los niños y jóvenes en los grupos de catequesis, llevan la comunión a los enfermos, animan a los grupos de estudio de la biblia, organizan retiros, promueven la formación de catequistas laicos para que puedan transmitir la Palabra de Dios…

Sin embargo, el clero y los religiosos se ven profundamente afectados por la crisis: ellos también deben luchar para buscarse el pan de cada día, una atención médica vital y tener herramientas esenciales que necesitan urgentemente para sí mismos y para los demás.

Mons. Biord, en su carta a ACN escribe: “Es esencial ayudar a los sacerdotes, para evitar que en esta situación, ellos deban hacer otros trabajos para mantenerse, sustrayendo un tiempo precioso para el trabajo pastoral, o se vean obligados a emigrar a otros países”.

Mayor información se encuentra disponible en el sitio web de ACN.